Personas con discapacidad, expertas en teletrabajo

Personas con discapacidad, expertas en teletrabajo

En la actualidad, la COVID-19 ha derivado en tres grandes crisis: la sociosanitaria, la política y la económica. Para combatir los problemas económicos, muchas entidades han decidido implementar el teletrabajo, opcional e inimaginable para muchos empresarios del país. Sin embargo, el teletrabajo es la única vía de inclusión laboral para muchas personas con discapacidad. Y es que, este colectivo tiene mucha experiencia en este tema.

La pandemia actual ha demostrado que la productividad no depende del lugar de trabajo, sino del compromiso y talento de los trabajadores. Sea cual sea su condición física, tenga o no tenga discapacidad. El teletrabajo ha sido una vía para combatir las dificultades económicas que está provocando la COVID-19. Sin embargo, otro gran impacto para reducir esta crisis económica es facilitar la inclusión laboral de las personas con discapacidad. De esta forma, un gran número de personas con discapacidad pasaría a formar parte de la población activa y, así, de la tributaria.

Hasta la fecha, según el V informe elaborado por el Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo (Odismet), publicado el 29/04/2020 sólo el 25,8% de las personas con discapacidad, en edad laboral, trabaja en España. El porcentaje de personas sin discapacidad, en la misma franja de edad, es del 65,9%. También es necesario recordar la brecha salarial, que según este mismo informe es del 20%.

Puede ser que la COVID-19 abra una nueva posibilidad de inclusión al mundo laboral de las personas con discapacidad. Las empresas resultarían beneficiadas por las bonificaciones que reciben al contratar a personas con discapacidad y también por el talento de estas. Y es que, la diversidad es muy favorable en una plantilla de trabajo. Ayuda a que haya mayor capacidad de adaptación, resolución de conflictos y una nueva visión para ofrecer soluciones.

La inclusión laboral de las personas con discapacidad no es solo beneficiosa a nivel empresarial y económico. También beneficia a nivel personal, ya que ayuda a mejorar la autoestima y capacidad de la persona contratada. La inclusión laboral es un gran paso para conseguir la integración e inclusión unviersal de las personas con discapacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *