Miriam Salas: “Con el campeonato europeo rugby adaptado fui consciente de todo lo que hemos logrado sin recursos”

Miriam Salas: “Con el campeonato europeo fui consciente de todo lo que hemos logrado sin recursos”

Miriam Salas (28 años, Las Pedroñeras, Cuenca) es sinónimo de deporte adaptado. La joven siempre ha estado ligada a la actividad de las personas con discapacidad. Pues, ha sido entrenadora personal para personas con diversidad funcional. Actualmente, entrena al equipo Carpetanos Quad Rugby.

Pregunta: Cuéntenos, ¿cómo es el rugby en silla de ruedas? (reglas, dimensión del terreno de juego…)

Respuesta: Las principales normas del rugby en silla de ruedas son:

–       La pista es una pista de baloncesto.

–       Existe una similar a la zona de ensayo en el rugby convencional, la cual tiene forma de portería y se denomina “Key Zone”. Para conseguir un ensayo, dos de las 4 ruedas de la silla (Sin contar las antivuelco) deben de pasar por la línea de fondo de la “Key Zone”, con el balón controlado.

–       Existen 40 segundos para conseguir finalizar un ataque.

–       12 segundos para pasar al campo contrario

–       10 segundos para pasar o botar el balón.

–       El balón es de vóley, porque en rugby en silla de ruedas muchos de los jugadores no tienen una mano funcional, por lo tanto, para facilitar el agarre se utiliza este balón.

Las similitudes que existen en cuanto al rugby convencional a parte de la zona “Key Zone”, es que los placajes están reglados. En rugby convencional son de cintura para abajo, y en rugby en silla de ruedas son a partir del eje de la silla, hacia la parte de delante. También existe similitud en cuanto a las posiciones. Pues, en rugby convencional existe la diferencia entre línea y delantera, y en rugby en silla existe los atacantes y defensores.

P: ¿Qué personas pueden jugar al rugby en silla de ruedas? ¿Es un deporte mixto?

R: Sí, el rugby en silla de ruedas es un deporte mixto. Las personas que participan tienen como mínimo 3 miembros afectados. Las deficiencias elegibles según la clasificación paralímpica y establecida por IWRF (International Wheelchair Rugby Federation) son la ataxia, la atetosis, la deficiencia en extremidades, déficit de la fuerza muscular, Hipertonía y rango de la movilidad reducido. Por ello, es muy común ver en el rugby en silla de ruedas a los lesionados medulares cervicales hasta C5, parálisis cerebral como las tetraparesias, personas con una triple amputación, Charcot Marie Tooth, etc.

P: ¿Es el rugby en silla de ruedas un deporte practicado frecuentemente por personas con lesiones severas?

R: Al ser un deporte para personas con una afectación mínima en 3 extremidades, el rugby en silla de ruedas está más enfocado a lesiones medulares cervicales.

Es cierto que, en otros países se contempla la idea de añadir las lesiones medulares dorsales altas con un 4.0, correspondientes a partir de T6-T5. Ya que, es donde comienza a existir una afectación del sistema nervioso parasimpático, además de, una desinervación del tronco en los casos escala ASIA A.

P: ¿Cómo es esta disciplina a nivel nacional?

R: Existen varios equipos consolidados: Buc (Barcelona), Los toros (FLM, Madrid), CAI (Zaragoza), Zuzenak (Vitoria).

Equipos que acaban de entrar en liga: el segundo equipo del BUC (Barcelona), Manresa (Barcelona) y Los lobos (Valencia).

Equipos que por falta de material no han podido entrar en liga:  El equipo de Sevilla, y Carpetanos CRT (Toledo), del cual yo soy la entrenadora, preparadora física y presidenta del club.

En el deporte adaptado, esto es totalmente imposible, sin un apoyo, o un tipo de ayuda para adquirir el material deportivo, no es posible tener ningún resultado deportivo, ya que ni siquiera puedes entrar en competición.

Actualmente estamos entrenando en el Hospital Nacional de Parapléjicos, al cual estaremos agradecidos eternamente. Ya son muchos los pacientes con tetraplejia interesados en practicar este deporte dentro del Hospital, lo cual es una gran noticia a nivel nacional.

«La selección es muy joven, aún hay que asignar roles y mejorar la estructura de la comisión nacional”, declara Salas

P: ¿Y a nivel internacional, qué país es una potencia deportiva?

R: El rugby en silla de ruedas está muy desarrollado en el resto de países, pues es uno de los deportes estrella dentro de los deportes paralímpicos. Es la actividad deportiva donde se resaltan las capacidades de las personas con altas afectaciones.

Nació en Canadá, pero el ranking actualmente está liderado por Australia, Estados Unidos y Japón. Actualmente en el ranking mundial está compuesto de 34 países, en el que España ocupa el número 30.

P: ¿Cómo organiza los entrenamientos?

R: Los entrenamientos están programados para ir cumpliendo objetivos a corto y largo plazo. En primer lugar, siempre enfocado a una mejora de la fuerza y de la resistencia, utilizando un entrenamiento concurrente donde se debe tener muy controladoelvolumen y el timing del entrenamiento de resistenciaPara maximizar la respuesta al entrenamiento, el ejercicio aeróbico y el de fuerzadeben separarse al menos durante un mínimo de 3 horas siendo preferible un periodo mayor de 6-24 horas (Murach KA et Al.,2016).

Estos últimos años se ha estado estudiando los efectos de los Intervalos de Alta intensidad en lesión medular. Pues, sus implicaciones están relacionadas en una mejora en la aptitud cardiorrespiratoria y otros resultados relacionados con la salud.

En cuanto a la hora del aprendizaje de los gestos deportivos, siempre es a través de ejercicios repetitivos y acompañados con trabajo de esquema corporal. Las nuevas sinergias musculares por la desinervación de los músculos esqueléticos pueden llevarnos a cometer errores no de volumen de trabajo, si no de descompensaciones musculares que nos pueden dar lugar a lesiones. Por todo esto es por lo que nosotros, realizamos un calentamiento previo tanto general, como específico para los miembros superiores.

P: ¿Cuál sería la mejor silla para llevar a cabo esta actividad?

R: Una silla ofensiva o defensiva de rugby en silla de ruedas. Las sillas de rugby tienen un paragolpes específico para cada clase deportiva, que también varía con el grado de afectación que tenga cada persona. Además, tienen mayor angulación que el resto de sillas de ruedas deportivas y, sobre todo, cuentan con dos ruedas antivuelco en la parte trasera.

Recomiendo las sillas multideportivas para las lesiones altas, pues al no haber una inervación de tronco, es más difícil mantener el equilibrio. El tener dos antivuelco facilita el tener mayor estabilidad.

P: ¿Cómo es trabajar en la selección española de rugby en silla de ruedas?

R: Aún no he podido desenvolverme en ese papel técnico, pero sí he acudido a las concentraciones con el fin de desarrollar la parte de clasificación.

Pero trabajar el rendimiento de los jugadores y jugadoras es algo que espero hacer, tanto a nivel selección como nacional. Quiero aportar todos los conocimientos que he ido adquiriendo y ponerlos en práctica con buenos resultados. Por este motivo, mi tesis está enfocada al miembro superior en lesión medular cervical.

Al ser un deporte para personas con una afectación mínima en 3 extremidades, el rugby en silla de ruedas está más enfocado a lesiones medulares cervicales”, apunta Miriam Salas

P: ¿Qué siente al saber que forma parte de la selección española de rugby en silla de ruedas siendo la delegada?

R: Ese puesto se me asignó en la primera convocatoria, ahora mismo ese papel lo realiza David Campón. Responsable nacional de la comisión de Rugby en sillas de ruedas.

Es una selección muy joven, de ahí que aún falten asignar roles y mejorar la estructura de la comisión nacional. Pero en eso consiste todo, en mejorar y avanzar. Eso lo tenemos muy claro dentro de la familia del rugby en silla de ruedas. Nos quedan muchas cosas enormes por hacer.

P: El pasado mes, en Oviedo, se organizó por primera vez el campeonato europeo de rugby en silla de ruedas. ¿Cuál fue su función en este evento?

R: Al europeo acudí para realizar mis primeras prácticas como trainer para llegar a conseguir el título de clasificadora internacional. Es la primera vez que la Federación Internacional de Rugby en Silla de ruedas contaba con una trainer española. Fue una experiencia muy intensa, pues ser clasificador de un deporte paralímpico no es nada fácil. Se requiere de muchos conocimientos, tanto clínicos como técnicos. Además de, ser capaz de realizar las clasificaciones de una manera parcial y justa, tanto para el jugador o jugadora, como para el propio deporte.

Creo que fue una experiencia en la que me di cuenta del trabajo que nos queda por delante a nivel nacional. Sin embargo, fui consciente de todo lo que habíamos logrado sin casi recursos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *