También deben optar a la educación las personas con discapacidad visual

También deben optar a la educación las personas con discapacidad visual

Las personas con discapacidad visual o invidentes también tienen derecho a una educación, este aspecto necesita más mejoras para garantizar la inclusión social y laboral. Existen muchas barreras que impiden esta actividad, como es la falta de implicación de los profesores, la ausencia de ayudas o la carencia de una conciencia solidaria. Esto último es fundamental para alcanzar una sociedad inclusiva, debemos ser empáticos, aceptar las diferentes capacidades que tiene cada persona y verlos como iguales. Solo de esta forma se llegará a este fin.

Para enseñar a estos alumnos se requiere recursos o ayudas ópticas, dependiendo de las necesidades que tengan y su grado de discapacidad visual. Hay diversos materiales educativos: ayudas ópticas como lupas; ayudas ergonómicas como un atril; adaptaciones al Braille de los cuentos, libros, mapas…

Como todos los niños aquellos que tienen discapacidad visual también tienen que aprender a leer y escribir, en este caso en Braille. Esta es una enseñanza fundamental para su educación, tanto en sus primeros años de escuela primaria como en los posteriores.

Pero para poder aprender este sistema de escritura y lectura se requiere un profesor especializado, es decir, un maestro de estudiantes con discapacidad visual. Y su presencia no solo se requiere a la hora de aprender este sistema, sino en el día a día, debido a que el alumno escribirá con este método y no todo el profesorado está capacitado.

Carencias que impiden el progreso

Y debido a estos aspectos como la ausencia de profesorado con conocimientos de Braille, la carencia de materiales especializados o la falta de implicación, aún no se ha llegado a la inclusión en las aulas para las personas con discapacidad visual. Sin embargo, es un trabajo a largo plazo que poco a poco se busca subsanar. Se tiene más presente y se buscan nuevos métodos de enseñanza, apostando por la tecnología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *