Las plazas de aparcamiento reciben un mayor control para el uso exclusivo de personas con discapacidad

Las plazas de aparcamiento reciben un mayor control para el uso exclusivo de personas con discapacidad

Las plazas de aparcamiento destinadas a personas con discapacidad requieren de una tarjeta de estacionamiento para poder hacer uso de estas zonas. Sin embargo, hay muchas veces donde se “olvida” esta exclusividad. Hay muchas personas que no empatizan con la necesidad que hay en estas plazas y deciden ocuparlas sin estas personas tener ningún tipo de discapacidad. Por otro lado, también hay casos donde se hace busca engañar usando tarjetas fotocopiadas de otra persona, falsificadas o incluso utilizar la de un fallecido. Esto no solo es ilegal, siendo un delito penal ya que es falsificación documental, sino que se imposibilita el buen uso de estas plazas.

Por este motivo, varias comunidades autónomas tienen un registro autonómico de dichas tarjetas. Extremadura recientemente ha creado su registro, en este quedan inscritas aquellas tarjetas que han sido suministradas por todos los ayuntamientos de esta región.

Tarjetas de aparcamiento para personas con discapacidad

Con este registro se evitará los posibles fraudes en las plazas para personas con discapacidad. Aquellas personas que deseen tener dicha tarjeta deberán ir a su ayuntamiento, entregar los documentos necesarios para demostrar una serie de requisitos como son tener más del 33% de discapacidad, haber obtenido positivo el baremo de movilidad reducida…

Esta tarjeta es de ámbito nacional y europeo, además, tiene una duración de cinco años. Sin embargo, hay que destacar su importancia al ser de uso nominal. Esto quiere decir, que solo lo puede usar la persona cuando sea conductor o esté de copiloto. Este aspecto es muy importante por lo comentado anteriormente. No debe usarse cuando la persona propietaria de esta tarjeta no vaya en el coche, ni cuando esta haya fallecido.

Hay que tener conciencia y ser empáticos, estas plazas están destinadas para dar una mayor accesibilidad y fomentar la inclusión. No son un espacio al que todas las personas puedan acceder ya sea por su facilidad o por la falta de aparcamiento. Debemos pensar en los demás, tener presente todas las necesidades y facilitar la integración de todas las personas en todos los ámbitos y lugares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *