La discapacidad, el origen étnico y el trastorno mental son las principales causas de discriminación

La discapacidad, el origen étnico y el trastorno mental son las principales causas de discriminación

El trastorno mental, la discapacidad y el origen étnico o racial son las principales causas de discriminación más frecuentes, según la población navarra que ha participado en una encuesta social y de condiciones de vida elaborada por el Instituto de Estadística de Navarra.

El estudio presenta datos acerca de la percepción de la discriminación en Navarra, las actitudes potencialmente discriminatorias, la discriminación por enfermedad mental, el 36,5% por discapacidad intelectual y el 33% por origen étnico o racial.

Las personas de entre 45 y 59 años, junto a las personas con estudios superiores, perciben una discriminación más frecuente sobre las personas con trastorno mental. Por su parte, las personas mayores de 60 años o con estudios primarios observan mayor discriminación por origen étnico o discapacidad.

La juventud es el colectivo de personas que mayor discriminación percibe por origen étnico o racial. Además, se observan importantes diferencias en la percepción de la discriminación por aspecto físico entre la población en función de la edad. El 44,7% de las personas de 15 a 29 años refiere el aspecto físico como discriminatorio, mientras que entre la población de 60 o más años este valor se reduce al 23,3%.

Por otro lado, el 63,6% de la población navarra identifica qué características podrían perjudicar a una persona a la hora de aplicar las leyes. Las tres principales son los recursos económicos, se extranjero o ser de etnia gitana.

Respecto a los ámbitos en los cuales puede darse discriminación, el Instituto de Estadística se ha recogido información sobre dos ámbitos que responden a necesidades básicas como son el acceso al empleo y a la vivienda.

Las mujeres y las personas de entre 45 y 59 años, son los grupos que mayor hincapié hace en la discriminación en el acceso a puestos de trabajo, mientras que los hombres lo perciben en menor medida.

En cuanto a las actitudes frente a la discriminación, se solicitó a la población indicar el nivel de tolerancia en referencia a los distintos colectivos y cuantificar también el nivel de tolerancia que percibe en la sociedad navarra hacia las personas con discapacidad, con trastorno mental o de origen étnico diferente.

Los resultados del análisis recogen que la población se percibe a sí misma como más tolerante de lo que percibe a la sociedad navarra, la población joven se considera más tolerante que la media de la sociedad. Los colectivos que menor tolerancia tienen son la ‘población gitana’ y el colectivo que mayor tolerancia recibe es el ‘LGTBI’, según los datos recogidos en la encuesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *