La accesibilidad de las viviendas, un verdadero problema para la cuarentena

La accesibilidad de las viviendas, un verdadero problema para la cuarentena

Hace más de mes y medio que se decretó el estado de alarma, debido al COVID19. En esta situación de confinamiento se han evidenciado una serie de problemas en diferentes grupos poblacionales. Las personas con discapacidad han tenido problemas en relación a su atención sanitaria y a sus paseos ‘terapéuticos’. Sin embargo, hay una problemática que, en muchos casos, se ha pasado por alto y esta no es otra que la accesibilidad de las viviendas.

Durante la cuarentena hemos vivido momentos duros y difíciles, en los que hemos tenido que demostrar entereza y superación. Sin embargo, esta situación debe de haber servido para reflexionar y solucionar un verdadero problema como es la falta de accesibilidad. Y es que, en la relación vivienda-accesibilidad es donde se puede hacer especial hincapié y unificar esfuerzos. Pues, hemos comprobado que el domicilio particular es donde más garantías de defensa y protección podemos encontrar ante situaciones como la que estamos viviendo.

Desde Cocemfe y Apamex, defienden que las personas con graves problemas de movilidad terminan aisladas y, en muchas ocasiones, con sus derechos vulnerados. Las carencias de accesibilidad en viviendas y edificios, unido a la falta de recursos y una normativa discriminatoria, provocan que muchas de las personas con problemas de movilidad se vean obligadas a abandonar su vivienda para irse a una residencia. A todo esto, podemos sumar los frentes abiertos en relación al material ortoprotésico, el transporte público, etc.

Todas estas carencias de derechos y accesibilidad evidencia grandes problemas que se acentúan en situaciones como la provocada por el COID-19. Una situación que debe servir para reivindicar los derechos de las personas más vulnerables, como las personas con discapacidad, que han sufrido, y siguen haciéndolo, durante esta cuarentena. Es cuestión de todos, instituciones, profesionales, administraciones, políticos… acabar con todos estos problemas, para hacer una vida más digna para todo este tipo de personas, donde se respete sus derechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *