Cosas que deberías saber antes de elegir un centro educativo para tu hijo

Elegir entre una escuela ordinaria o un centro de educación especial para madres y padres que tienen hijos con discapacidad es una tarea larga y complicada.

Todo el mundo quiere lo mejor para sus hijos en todos los ámbitos, pero la educación es uno de los factores más importantes para el desarrollo de su personalidad, así como de su futuro. Sin embargo, la decisión de elegir colegio se complica en el caso de padres con hijos que tienen que discapacidad, debido a que se tienen que tomar más decisiones. Como, por ejemplo, la elección de un centro escolar ordinario o, por el contrario, uno de educación especial. Aunque en este post no vamos a tomar la decisión por vosotros, si que creemos importante que conozcáis qué alternativas hay, y cuáles son los beneficios de cada una de ellas.

La diferencia entre integración e inclusión

Integración e inclusión son conceptos que muchas veces se confunden, sobre todo, en el ámbito de la educación. Pasar de una sociedad excluyente, en la que se margina a las personas consideradas como “diferentes” por no encajar con los estándares establecidos, a una sociedad justa y respetuosa con todos, no es fácil, Podría decirse que la integración es lo que hay entre medias de estos dos conceptos, es el escalón por el que hay que pasar para alcanzar la inclusión.

La UNESCO define la inclusión como el “proceso de identificar y responder a la diversidad de las necesidades de todos los estudiantes a través de una mayor participación en el aprendizaje, las culturas y las comunidades, y reduciendo la exclusión en la educación”.

La inclusión persigue que todos los alumnos estén en el mismo centro educativo, asistiendo a las mismas clases, pero con contenido, herramientas y personal adaptado a las necesidades de cada uno de ellos. Mientras que la integración de los alumnos con discapacidad en el sistema educativo consiste en albergar a todos los estudiantes en un mismo centro, pero diferenciándolos por aulas y temario.

Vídeo silla de ruedas Kahlo

Tipos de centros educativos

  1. Centro escolar ordinario: Se recomienda la escolarización de los alumnos en este tipo de centros cuando las necesidades educativas especiales del estudiante pueden ser atendidas con los recursos ordinarios. En el caso de niños de Educación Infantil en todos los casos, excepto situaciones muy bien argumentadas.
  2. Centro de educación especial: Este tipo de escuelas hacen referencia a aquellas a las que solo acuden alumnos con necesidades educativas especiales asociadas a discapacidad y en los que se proporcionan servicios, herramientas y recursos humanos que no están presentes en el sistema educativo ordinario.
  3. Centro de atención preferente: son aquellos centros educativos que, de forma excepcional, proporcionan respuesta educativa al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo.
  4. Escolarización combinada: Se refiere a la educación que combina la escolarización entre un centro ordinario y un centro de educación especial, alternando actividades en uno y otro centro. Es una modalidad de escolarización temporal y revisable.

Cualquier opción es buena, pero la mejor elección varía en función del niño y sus necesidades. En primer lugar, los padres deben solicitar un “dictamen de escolarización”, un informe técnico que incluye una evaluación psicopedagógica, donde un profesional determina cuáles son las necesidades específicas del alumno, así como los materiales y herramientas que serán necesarios para su educación.

En palabras del terapeuta familiar Àngels Ponce en el periódico ABC, “la educación ideal es aquella que se adapte al carácter del niño, la que cubra sus necesidades y potencie sus habilidades. Aquella que le ayude a crecer y a desarrollarse como persona, que le haga sentir como uno más del grupo, que le valore y le respete tal como es”.

No os olvidéis de estar al tanto de todas las opciones disponibles en vuestro entorno, preguntar a amigos y conocidos que ya hayan escolarizado a sus hijos. Visitar todos los centros educativos que podáis, y preguntar, preguntar mucho para estar al tanto de todo, y para garantizar que se cumple con el modelo de educación inclusivo. Lo mejor para sus hijos solo pueden elegirlo sus padres, pero es bueno contar con la ayuda de profesiones y orientadores para tomar la decisión correcta.

Guía Informativa Para familiares de alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales Plena Inclusión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *