El 72% de los alumnos con necesidades especiales están desatendidos

El 72% de los alumnos con necesidades especiales están desatendidos

La escasez de especialistas provoca que el 72% de los alumnos con necesidades especiales no estén bien atendidos. Comisiones Obreras (CCOO) ha analizado 924 centros públicos de la Comunidad de Madrid, una muestra que representa el 84% del total de colegios. Según su informe, el 72% de los estudiantes con necesidades especiales están desatendidos, debido al sobre ratio que sufren los profesores de pedagogía terapéutica (PT) y audición y lenguaje (AL).

Los alumnos con necesidades especiales requieren una atención especial no solventada en la mayoría de los centros educativos públicos. Un hecho que afecta directamente al futuro académico de los niños y a la economía de las familias. Pues, la responsabilidad recae sobre los familiares, quienes tienen que afrontar los gastos de especialistas privados, debido a los recortes de la Administración.

La Comunidad de Madrid intercambia en varios centros a los profesionales de PT y AL, que tratan a alumnos con diferentes necesidades, sin llegar a atender las necesidades específicas de cada uno. CCOO refleja en su informe que los profesionales de PT y AL están atendiendo a muchos más niños/as de los que marca la normativa actual, que establece ratios máximos de 12 alumnos para maestros de PT y de 25 para AL.

El aumento del número de alumnos con necesidades especiales debe ir de la mano con el aumento de profesionales PT y AL. Sin embargo, la realidad es bien distinta. Concretamente, se necesitan 626 profesores más: 381 de PT y 241 de AL. Es decir, se debería aumentar un 33% el número de pedagogos terapéuticos y un 43% el número de maestros de audición y lenguaje. La etapa que requiere mayor número de especialistas es la educación primaria, donde los profesores especialistas identifican las necesidades especiales de los alumnos y elaboran los informes educativos, que reflejan el apoyo que necesita cada niño/a.

Esta situación crea una gran desigualdad entre alumnos y familias. Pues, las familias con cierto poder económico pueden recurrir a gabinetes externos, que tienen un coste de entre 300 y 600, para atender a sus hijos con necesidades especiales. Mientras que, las familias que no gozan de este poder económico, deben de solventar las necesidades como pueden. Una brecha de desigualdad y desequilibrio que se debe tratar de inmediato, ya que la educación es un derecho de todos y para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *